Cómo hablar inglés rápidamente: 10 consejos

aprende ingles rapido

El inglés es un idioma divertido de aprender y aunque se considera un idioma accesible y relativamente fácil de aprender, con 750.000 palabras y una ortografía que puede despistar incluso al alumno más experto, aprender inglés rápidamente puede parecer imposible. Pero estoy aquí para decirte que no lo es, siempre que tengas la estrategia adecuada.

Aquí están nuestros principales consejos sobre cómo aprender inglés rápidamente, recuerda que en nuestra clínica te guiaremos si se te dificulta hablarlo en publico:

1. Lee todo lo que tengas a mano

lee todo lo que puedas

Literatura clásica, libros de bolsillo, periódicos, páginas web, correos electrónicos, tus redes sociales, cajas de cereales: si está en inglés, léelo. ¿Por qué? Pues porque este contenido estará lleno de jugoso vocabulario nuevo, además de una buena cantidad que ya conoces.

Esto te ayuda a mejorar rápidamente, ya que la reexposición del vocabulario aprendido te proporciona nuevos ejemplos en contexto, reforzando así esas palabras en tu mente. Por otra parte, aprender nuevas palabras y expresiones es esencial para construir tu arsenal de vocabulario, sobre todo en un idioma como el inglés, con tantas palabras. Sin embargo, no te limites a leer y seguir adelante: a continuación, tienes que…

2. Tomar nota activamente del nuevo vocabulario

Este consejo es un clásico por una buena razón: ¡funciona! Cuando aprendemos, a menudo disfrutamos tanto de una nueva palabra o frase que olvidarla parece imposible. Pero creeme, no todo se nos queda grabado a la primera. Para combatirlo, acostúmbrate a llevar un cuaderno de notas o a utilizar una herramienta como Evernote. Cada vez que oigas o leas una palabra o expresión nueva, anótala en su contexto: es decir, en una frase y con su significado anotado. Así ahorrarás tiempo, ya que no volverás a esa palabra y te preguntarás: «¿Qué significaba esa palabra/expresión otra vez?».

3. Hablar con personas reales

conversacion casual en ingles

¿Para qué sirve un idioma si no es para comunicarse? Claro que los humanos nos hemos convertido en expertos en comunicarnos sin abrir la boca -¡gracias Whatsapp! – pero a la hora de la verdad, es cierto que hablar un idioma ayuda a que se te quede grabado en la cabeza mucho mejor que sólo leerlo o escribirlo.

Piensa en cuántas veces has escuchado a gente decir que «entiende, pero no sabe hablar inglés». Muchos aspirantes a angloparlantes han convertido el hecho de hablar en una enorme barrera insalvable que sólo les sirve para mentalizarse. No seas así. Busca a hablantes nativos para un intercambio lingüístico informal, inscríbete en nuestra clínica de Inglés y supera esa barrera.

4. Suscríbete a podcasts o canales de Youtube (en inglés)

¿Te gusta el humor? ¿La política? ¿Los blogs? ¿Cocinar? Con temas que cubren todos los intereses imaginables, hay un podcast o canal de Youtube en inglés para ti. Suscríbete a unos cuantos y escúchalos mientras conduces o míralos durante el trayecto al colegio o al trabajo. Al principio, puede que te resulte difícil escuchar los acentos de los nativos, pero sigue con ello y pronto empezarás a entender lo que oyes (¡además de aprender mucho vocabulario nuevo de un hablante nativo!).

5. Ir al extranjero

Si hay una forma mejor de aprender inglés que estar inmerso en él mientras vives y estudias en un país de habla inglesa, ¡nos encantaría saberlo! No es ningún secreto que el inglés es el idioma más hablado del mundo, y con una larga lista de países entre los que elegir, puedes seleccionar tu entorno de aprendizaje ideal en función del hemisferio, el clima o la ciudad favorita. Piensa en Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Sudáfrica, por nombrar algunos.

6. Utiliza a tus amigos

¿Tienes amigos que publican en Internet en inglés? No los pases por alto en tu lista de noticias: escanea los artículos que comparten y comprométete a explorar uno o dos cada día. Pueden ser noticias o artículos de revistas, vídeos, charlas, entradas de blog, canciones o cualquier otra cosa.


7. Haz muchas preguntas

has preguntas

Puede que la curiosidad haya matado al gato, pero también ha impulsado al estudiante de idiomas hacia la fluidez. A medida que vayas aprendiendo inglés, pronto acumularás una montaña de preguntas. No te quedes con las dudas: ¡sé curioso y resuélvelas! Si estás inscrito en un curso, pregunta a tu profesor (al fin y al cabo, para eso están). Pero si estás aprendiendo solo, no te preocupes: busca respuestas en blogs o webs de idiomas, pregunta a otros estudiantes o lee en foros. Te alegrarás de haberlo hecho.

8. Sigue el ejemplo de las estrellas

Para aprender, elige a un actor o cantante nativo que te guste. Busca en Internet un puñado de entrevistas que hayan concedido y míralas. Míralas una vez para ver lo esencial y otra vez para anotar las expresiones y palabras interesantes que escuches. La jerga, las historias, el humor y las anécdotas que surgen de estas entrevistas seguro que te darán mucho trabajo.

9. Empieza por lo que realmente necesitas

Es probable que tus estudios de inglés vayan mucho más rápido si te recuerdas constantemente tus motivos para aprender. ¿Vas a hacer un intercambio de estudios? Entonces, céntrate en el vocabulario relacionado con tus estudios. ¿Tienes una conferencia en el extranjero? Repasa los temas de conversación para utilizarlos con los demás participantes. ¿Vas a hacer un año sabático? Parece que el vocabulario sobre viajes y turismo será tu guía. Si simplemente te lanzas a aprender inglés esperando aprender mágicamente cualquier cosa y todo a la vez, es probable que acabes confundido y quemado. Lo que nos lleva a…

10. No te des por vencido

Cuando empieces a sentir que no estás avanzando -lo que les ocurre a todos los estudiantes en algún momento- no digas: «No hablo inglés» o «Nunca conseguiré esto». De hecho, ¡prohíbe esas frases de tu vocabulario! Sólo consiguen enturbiar tu comprensión del progreso que estás haciendo y te convencen de que tus sueños de hablar bien inglés son imposibles. En su lugar, di «Estoy aprendiendo inglés y mejorando cada día», «No siempre es fácil, pero merece la pena», «Estoy mucho mejor que hace seis meses» y otras frases que te recuerden el panorama general.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.